Blog

control-ansiedad.jpg

La ansiedad es una alarma que nuestro cuerpo nos envía para avisarnos que estamos en peligro o ante una amenaza. Por eso, las reacciones físicas son tan fuertes y si no atendemos la alarma no se apagará. Nuestro cerebro quiere protegernos y lanza todos los avisos posibles para dejar en claro el mensaje: algo malo viene.

El conflicto surge cuando la alarma se queda prendida y ya no hay amenaza, o cuando la alarma se prende sin que haya un peligro. Lo anterior pasa por diversas razones pero podemos enseñarle a recordar ser útil sólo cuando es necesario: